A 10 años de su estreno: Hitos que marcaron el éxito de Game of Thrones

Hoy se cumplen 10 años desde el estreno mundial de Game of Thrones en HBO. La serie, basada en los libros de George R.R. Martin, fue una de los trabajos más impactantes en la historia de la TV y definitivamente marcó una década en quienes esperábamos un nuevo episodio cada domingo. Puedes ser de quienes siguieron la obra desde un comienzo o puedes pertenecer al grupo de haters que festinaron con los memes sobre el final, pero es innegable que GOT estuvo presente en la boca de todos como el show más relevante del último tiempo.

A continuación, detallaremos algunos de los hitos que alcanzó la que hoy es considerada como una serie de culto. 

Logros difíciles de igualar

Game of Thrones fue un fenómeno global como nunca antes se había visto. La quinta temporada fue una de las más vistas en la historia de la televisión al haber alcanzado una transmisión simultánea en 173 países, lo que es considerado un récord Guinness debido al alcance que obtuvo. Un fenómeno similar ocurrió con el primer episodio de la última temporada, el que tuvo un récord de audiencia de 17.4 millones de espectadores en Estados Unidos, mientras el resto del mundo sufría con la caída de los servidores de HBO GO, servicio de streaming oficial de la serie, lo que deja en evidencia la cantidad estratosférica de personas que se prepararon para ver este capítulo.  

 De hecho, según información publicada por Parrot Analytics, compañía de datos que mide la demanda mundial de la audiencia de TV, Game of Thrones tenía un promedio de 7.131.848 menciones diarias a nivel mundial. Es decir que, cada día, GOT era vista, mencionada, comentada o compartida por más de 7 millones de personas en el mundo. Eso es otro récord Guinness reconocido por la organización.

A estos logros, se le suma que en 2016 fue la serie de televisión más popular del mundo. En cuanto a premios, GOT rompió con todos los registros de los Emmy al ganar un total de 12 estatuillas en ese año, en donde destacan los reconocimientos a mejor serie y mejor guion por el capítulo “La Batalla de los Bastardos”. En total, la serie suma 59 premios Emmy en su historial.

En cuanto a la calidad de la obra, Game of Thrones tiene una clasificación media de 9.3/10 puntos en IMDB, siendo así una de las producciones con la medición más alta de la plataforma. Además, tiene 4 episodios con un puntaje casi perfecto de 9.9/10: Casa Austera (08×5), La Batalla de los Bastardos (09×6), Vientos de Invierno (10×6) y Las Lluvias de Castamere (09×3) más conocido como “La Boda Roja”. 

Es en torno a este último capítulo que salta a la luz otra de las peculiaridades de la serie que tiene relación con los fallecidos. Se estima que un promedio de 14 personajes murieron en cada episodio de GOT. Por lo que el llamado a no encariñarse con nadie de la serie tomó más relevancia que nunca. 

Entre las grandes producciones de la historia

Game of Thrones es una de las series más caras de todos los tiempos. En los gastos relacionados a las temporadas, sabemos que la primera tuvo un costo de $60 millones de dólares, la segunda $70 millones, tercera y cuarta $80 millones, quinta $90 millones, sexta y séptima un costo alrededor de los $100 millones y los seis capítulos de la última temporada costaron un total de $90 millones. 

En esos números, destaca el noveno capítulo de la sexta temporada, “La Batalla de los Bastardos” donde hubo con coste total superior a los $20 millones de dólares. Se estima que en la realización de este episodio se destinó dinero a un equipo de producción de 600 personas, 500 extras, 160 toneladas de concreto, 70 caballos, 25 dobles de acción y 4 equipos de cámaras. El gasto de este capítulo está entre los más altos de la historia de la TV. 

Otra cifra llamativa es que para el capítulo 3 de la octava temporada llamado “La larga noche”, se necesitaron 55 noches para grabar toda la escena de la batalla entre las fuerzas de Jon, Daenerys y compañía contra los White Walkers. Se filmó en Irlanda del Norte y es considerada la pelea más larga en el entretenimiento audiovisual en un episodio que tuvo una duración total de 82 minutos.  

En cuanto a salarios, según datos entregados por The Hollywood Reporter, durante las últimas 2 temporadas, Emilia Clarke, Kit Harington, Peter Dinklage, Lena Headey y Nikolaj Coster-Waldau cobraron un total de $500.000 dólares por episodio. En tanto, otros protagonistas como Sophie Turner y Maisei Williams recibieron $150.000 dólares por cada capítulo.

Con todos estos gastos uno se pregunta qué tan rentable era producir esta serie. Bueno, se estima que en materia de marketing, HBO generó cerca de $1000 millones de dólares por cada temporada de la serie, lo que deja un amplio margen de ganancias para el canal estadounidense. 

¡Lleve la moda!

Game of Thrones dio paso a situaciones que raramente se vivían en el pasado. Se masificó la cultura de evitar spoilers ya que las filtraciones de la serie eran un peligro de cada domingo. Es más, los productores de GOT decidieron tomar medidas sobre el asunto y para la última temporada hicieron que sus actores leyeran, solo una vez, los diálogos que estaban a punto de grabar para posteriormente quemar ese libreto. Les dieron unos auriculares a los actores para recordarles cuáles eran sus diálogos y físicamente ya no había forma de saber qué escena era. 

Además, filmaron escenas falsas para despistar a paparazzis y finales distintos para que nadie pudiera saber a ciencia cierta cuál era el original. Como medida de extremo cuidado, la producción consiguió un dron “asesino de drones” que inhabilitaba las máquinas que se encontraban sobrevolando el área de grabación. El nivel de secretismo alcanzaba niveles impensados.

La fama de la serie también tuvo un impacto directo en la comunidad de espectadores. Se masificaron las reuniones para ver un nuevo capítulo. Las juntas en casas de amigos o en un bar se volvieron parte de la rutina de cada domingo y Twitter festinaba con los hashtags relacionados a GOT. El mundo se paralizaba cada vez que era momento de ver un episodio. 

El fanatismo alcanzó niveles ridículos. Los nombres de los personajes de la serie inspiraron a un montón de padres que usaron estos nombres para llamar a sus hijos. En Inglaterra y Gales, Arya figura como uno de los nombres más populares de 2017 con 343 bebés llamados así. En Estados Unidos, Khaleesi es el más repetido con 466 niños. 

En Chile, encontramos a 183 personas inscritas con nombres inspirados en la serie en 2019, fecha en que se lanzó la última temporada. Daenerys marca la tendencia en los hijos con 86 niños llamados así, seguido por Khaleesi y Arya con 55 y 32 veces respectivamente.  

Aunque también hay situaciones negativas. La demanda por perros Huski creció exponencialmente debido a la semejanza de estos animales con los Lobos Huargos de la serie y, lamentablemente, la moda no va de la mano con la responsabilidad. El abandono de estos perros en el Reino Unido se disparó en un 700% desde el estreno de Game of Thrones, según datos entregados por PETA, lo que motivó a que el actor Peter Dinklage (Tyrion Lannister) hiciera un llamado a la ciudadanía a no adquirir más de estos animales para evitar el sufrimiento masivo de los canes. 

Otro punto que se hizo habitual es el hecho de que la popularidad del show motivó a que personajes del espectáculo quisieran hacer cameos. Algunos fueron invitados, otros pidieron aparecer dentro de GOT. En la lista de celebridades que hicieron su aparición dentro de la serie encontramos a: 

  • Ed Sheeran, como un soldado de los Lannister en la séptima temporada. 
  • Will Champion, baterista de Coldplay, hace de músico en “La Boda Roja” de la tercera temporada.
  • Gary Lightbody, vocalista de Snow Patrol, hace de un soldado de los Bolton en la tercera temporada.
  • Wilko Johnson, guitarrista de Dr. Feelgood, hace de Ilyn Payne en la primera temporada 
  • Of Monsters and Men, banda Indy islandesa, hacen el papel de unos actores de una compañía de teatro en la sexta temporada.
  • Brann Dailor, Bill Kellihor y Brent Hinds, miembros del grupo Mastodon, actuaron de White Walkers en la sexta temporada.
  • Sigur Rós hizo el papel de un músico en la boda de Joffrey en la cuarta temporada.

Además, suman al actor más alto del mundo, Neil Fingleton, que con 2.32 metros de altura interpretó a Mag, The Mighty, gigante del ejército de Mance Rayder.

Pare resumir, Game of Thrones es una serie que marcó una época. Un show que, a pesar del criticado final que tuvo, sigue siendo uno que fijó estándares de calidad en todas las producciones que se realizaron posterior a su estreno y que hoy tiene a HBO trabajando en House of The Dragon, precuela de la historia que será estrenada en 2022. Solo queda esperar a ver si alcanza los niveles de su antecesor o no, pero hay que estar preparados. Después de todo, “el invierno se acerca”.

PODCAST
RESEÑAS DESTACADAS
RECOMENDACIÓN
INSTAGRAM
Loading...
Menú